Insuficiencia cardíaca afecta a cuatro de cada diez ancianos